El simposio, la gran fiesta griega

El simposio, la gran fiesta griega

El simposio, la gran fiesta griega

Si te pasas por nuestra terraza de verano en Sevilla, donde la diversión está asegurada, no es extraño que te encuentres con una fiesta temática, en la que suelen participar tanto empleados como clientes. En relación a las fiestas temáticas, te contamos en este post las grandes celebraciones, banquetes y bebidas de la Antigua Grecia. 

El simposio o banquete era común a todos los antiguos griegos, a quienes les gustaban la alegría de los banquetes con motivo de las fiestas familiares, fiestas de la ciudad, concursos y cualquier acontecimiento que pudiera acarrear una celebración.  La palabra simposio, que traducimos por banquete, significa propiamente “reunión de bebedores”. El banquete se introducía con una libación (bebían una pequeña cantidad de vino) en honor a los dioses, sobre todo a Dioniso, el Dios del vino. Cualquier banquete griego constaba de dos partes: en primer lugar, realizaban una gran comida para saciar el hambre. Después de la comida se pasaba a la ingestión de bebidas, normalmente vino, mientras hacían juegos: adivinanzas, espectáculos de danza, audiciones musicales, conversaciones. Si te gustan las fiestas temáticas, no dudes en pasarte por nuestra terraza de verano en Sevilla. Te divertirás mientras disfrutas de una buena copa con tus amigos, como si de un simposio griego se tratara.

La comida en el banquete griego constaba de carne de vaca, cordero, carne de cabra o cerdo. Se asaban sobre el espetón y eran colocados por las sirvientas en pequeñas mesas frente a los invitados. El vino, antes de ser servido, se mezclaba con agua en grandes vasijas de metal o arcilla cocida. No había manteles ni servilletas y también se desconocía el uso de cuchillos y tenedores, por lo que tenían la costumbre de lavarse las manos. Las servilletas se sustituían por una clase especial de pasta que servía para limpiarse la grasa de las manos. Las comidas las preparaban cocineros alquilados en el mercado o chefs de Sicilia que, en tiempos romanos, eran esclavos de las familias griegas.

El desayuno se llamaba akratisma, el almuerzo, ariston y deipnon era el nombre de la cena. Al principio, en los primeros banquetes, la comida se daba por finalizada cuando ya se había saciado el apetito. Sin embargo, poco a poco se hizo habitual seguir bebiendo hasta emborracharse, mientras los griegos estaban animados por la música, la conversación, las representaciones mímicas y los juegos. Puedes hacer un simposio con tus amigos o pareja: quedar y organizar una comida, y después pasarte por nuestra terraza de verano en Sevilla para poner el broche final a vuestro banquete, mientras disfrutáis de una buena copa, la mejor música y el mejor ambiente.

El postre consistía en platos picantes que incitaban a beber, quesos de Sicilia, pasteles salados, higos secos, dátiles, almendras y otras frutas variadas. El vino se mezclaba con agua en Grecia, ya que era demasiado fuerte. ¿Sabías que en Esparta y Creta se prohibió la borrachera posterior a la comida?.

Cuando estaban bebiendo, elegían al rey de la fiesta, que era el encargado de decidir la mezcla correcta del vino, el número de copas que debía beber cada invitado y las reglas de la fiesta. Normalmente, se terminaba el simposio con el sacrificio a algún Dios.

Te esperamos en nuestra terraza de verano en Sevilla para que disfrutes de la música más animada, el mejor ambiente, los cócteles más refrescantes y las mejores fiestas temáticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies